S_concursos

Concurso Casa de la Música de Grañén, Huesca. (1er PREMIO ex-aequo)

Proyecto realizado por  Marta Mellado Crespo y Xavier Fontanet Adrover.
Septiembre 2013

Lema: CUATROPICOS

La propuesta interviene en la Casa de la Música de Grañén creando un nuevo Centro de Actividades Artísticas y Musicales.
La idea parte de respetar la configuración inicial del edificio, estudia la estructura principal y la utiliza como eje configurador del proyecto. Cuatro crujías separadas por muros crearán cuatro espacios que serán conquistados por el programa artístico y musical. La fachada actual se mantiene intacta, recordando así el edificio con el que todos los ciudadanos de Grañén se sienten identificados.

La nueva Casa de la Música interviene en la cubierta; el programa requiere de un mayor espacio lo que hace que el edificio se amplíe en una nueva planta que sobresale por la parte superior del nivel actual. Reinventar el espacio reinterpretando el entorno es la idea principal con la que se crea este espacio. Una cubierta inclinada, que reintrepreta la existente y se muestra acorde con los tejados de los alrededores, define en su interior un espacio polivalente único.

Un material, el ladrillo, es el que se utiliza para ampliar el edificio existente, un elemento reconocible por todos, que otorga un valor añadido al proyecto y hace del nuevo edificio un hito reconocible. Su colocación en palomero, dejando huecos entre los ladrillos, crea una fachada sostenible, que ilumina y ventila todos los espacios interiores. En el interior se coloca una segunda piel de cristal para condicionar térmica y acústicamente los espacios. Se genera así entre las dos pieles un espacio de colchón térmico que representa un gran ahorro energético al edificio.

El interior se configura a partir de un nuevo concepto de espacio público y creación artística.

La planta exposición, situada en la planta baja se entiende como continuación de plaza España y pretende eliminar cualquier frontera entre el interior y el exterior. Se crea un espacio abierto al pueblo que servirá como lugar de exposición, al mismo tiempo que funciona de vestíbulo de la nueva Casa de la Música. Al estar directamente conectado con la calle y la plaza servirá de soporte para exposiciones generando así que el espacio público exterior forme parte de la propuesta. El uso público del espacio inundará las áreas de estancias y relación comunicando de manera fl uida el edifi cio con la ciudad.

La planta aprendizaje se sitúa en el nivel intermedio del edificio. Su configuración se crea a partir de unas cajas de madera equipadas con todos los medios necesarios para permitir en su interior cualquier actividad artística. El uso interior servirá de lugar para la expresión y el aprendizaje de todos. Todas las aulas definidas en estas cajas estarán insonorizadas y dotadas de las instalaciones y el mobiliario propio de estos espacios.

La planta creación, que aparece en el nivel superior, será el lugar pensado para las representaciones artísticas. Su espacio diáfano hace que pueda ser utilizado de diferentes maneras, y que sea su uso el que defina el espacio en cada momento. Un sistema de paneles móviles hará que se pueda compartimentar en mas de una sala o que se convierta en un gran espacio público abierto a todos.
El edificio se encuentra comunicado en vertical a través de una escalera y ascensor que lo recorren en su totalidad. En planta baja se sitúan también los usos administrativos y de instalaciones del conjunto.

La Nueva Casa de la Música de Grañén pretende ser un punto de reflexión creativa, donde el edificio genera los espacios y los ciudadanos definen su interior.